Archivo de la etiqueta: Cerraduras y pestillos

Cerraduras y pestillos que no funcionan: Soluciones

Cerraduras y pestillos que no funcionan: Soluciones

Las cerraduras y pestillos, con el paso del tiempo comienzan a dar problemas y no funcionan y necesitamos de soluciones. En ocasiones, la dificultad consiste en que cuesta mucho introducir o girar la llave. Otras veces, la llave gira pero no funciona o, directamente, se queda atrancada dentro de la cerradura. En otras ocasiones son los pestillos los que no funcionan correctamente. Todo ello se traduce en una sensación de impotencia para el propietario de la vivienda o negocio, puesto que la cerradura es algo que utilizamos a diario e incluso varias veces al día. Crea, además, una sensación de inseguridad, ya que el acceso al inmueble se ve comprometido.

Cuando la cerradura comienza a dar problemas, es conveniente pedir la ayuda de un profesional cerrajero, que es la persona más adecuada para detectar la causa del problema y sus posibles soluciones. Otra opción es intentar un arreglo casero, con el fin de probar a ver si la incidencia puede a solucionarse. Desde 24horasurgente, y dentro de nuestra política de orientación a nuestros clientes y potenciales clientes, queremos informarle acerca de los problemas más comunes que puede encontrarse con su cerradura, y sus posibles causas y soluciones.

Si lo que nos cuesta es introducir la llave, lo primero que debemos preguntarnos es si estamos introduciendo la llave correcta. En ocasiones el problema reside en que estamos intentando meter una llave que no corresponde a la cerradura, lo que suele ocurrir cuando hay dos llaves muy parecidas en el llavero, o también si contamos con problemas de visión.

Otra posibilidad es que la cerradura se encuentre helada, lo que es bastante común en casas que se encuentran aisladas en zonas a la intemperie donde se producen bajas temperaturas, especialmente nocturnas. Una posible solución pasa por calentar la llave e irla introduciendo con cuidado en la cerradura. La operación debe repetirse tantas veces como sea necesario hasta que el hielo se derrita.

También podemos probar a engrasar la cerradura y la llave con algún producto específico, como el spray de polvo de grafito. Un vistazo a la llave, especialmente si es una copia reciente, también puede ser de utilidad, ya que en ocasiones las llaves nuevas pueden presentar resquicios metálicos, casi imperceptibles, que impiden que la llave entre en la cerradura de una forma limpia.

Cerraduras y pestillos que no funcionan: Soluciones

Cerraduras y pestillos que no funcionan: Soluciones

Por otro lado, si la llave entra sin dificultad, pero cuesta girarla, una vez que hayamos comprobado si se trata de la llave que corresponde a la cerradura podemos probar a lubricar el conjunto, de manera que el engrase facilite el mecanismo de acción.

Algunas puertas precisan de un mecanismo combinado de giro de llave y manipulación del pomo. En estos casos, puede probar a mover el pomo de arriba abajo antes de abrir o cerrar, con el fin de comprobar si con este movimiento el problema desaparece.

Otra incidencia que nos puede ocurrir es que la llave gire, pero no abra la cerradura. En este caso, lo más probable es que los mecanismos de la cerradura se hayan estropeado. Si no sabe cambiar una cerradura, lo más conveniente es que llame al cerrajero, pues la única solución posible pasa por su sustitución.

A muchas las personas les ha pasado que se le han quedado unas llaves atascadas dentro de la cerradura. En estos casos no hay que intentar sacarlas a la fuerza. Lo más importante es no hacer palanca, ya que si doblamos o rompemos la llave el problema, más que mejorar, empeorará. Lo mejor es agarrar fuertemente el tirador de la puerta y sacar la llave con control, pero firmemente. Mover la llave de un lado a otro con suavidad mientras realizamos esta operación puede ayudarnos a extraerla. En caso necesario, podemos utilizar unas tenazas para ejercer un mayor agarre con la llave y poderla extraer sin que ésta se nos resbale continuamente de los dedos.

Los otros dos problemas más comunes tienen que ver con el pestillo de la puerta. Si vemos que el pasador no encaja correctamente puede que se haya desalineado, lo cual es muy frecuente con el uso diario. Tenemos varias opciones para solucionarlo. La primera pasa por apretar los tornillos para volver a alinear el conjunto. La segunda posibilidad es ajustar la pieza del marco de la puerta que recibe el pasador, lo que se puede hacer apretando los tornillos o fijándola a un nuevo punto. La tercera posibilidad es engrasar el conjunto con un producto específico.

Si lo que le ocurre al pestillo es que está atascado, son varias cosas las que tenemos que comprobar. En primer lugar, levantaremos la puerta ligeramente para ver si así encaja el pasador. Si es así, hay que corregir la desviación. En cambio, si la placa que recibe el pasador no está alineada podemos probar a aflojar los tornillos y corregirlos hasta obtener una posición más adecuada. Lubricar el conjunto también puede ayudarnos.

Si a pesar de todos estos pequeños trucos caseros la cerradura o el pestillo siguen dando problemas, lo más conveniente es llamar a un cerrajero de confianza.

También os podría interesar nuestro post sobre Qué es y como defenderse del bumping key

Un saludo del equipo de Codeser.