Archivo de la etiqueta: Psicoterapia

Todo sobre el embarazo psicologico en personas y animales

EMBARAZO PSICOLOGICO

Por muy extraño que pueda parecer el embarazo psicológico, y aunque no es habitual que suceda, una mujer puede presentar síntomas similares a los del embarazo, sin estar embarazada, lo que constituye una prueba irrefutable del enorme poder que la mente ejerce sobre el cuerpo.

El embarazo psicológico aparece descrito ya en textos de la Grecia Antigua, concretamente en el s.V a.C. , época en que Hipócrates constituye su Escuela.

Se produce cuando una mujer presenta síntomas típicos de un embarazo, estando convencida de que es así, pero no hay gestación. El cuerpo empieza a sufrir los síntomas típicos de un embarazo pero sin embrión.

La pseudocenesis o embarazo psicológico se puede definir pues, como un trastorno somatomorfo, es decir una manifestación con sintomatología real, producida por una necesidad emocional oculta tal como la ansiedad o la demanda de afecto, que se manifiesta con trastornos orgánicos.

  • Nomenclaturas con las que se conoce el embarazo psicológico
  • Pseudociesis, término introducido por John Mason Good en 1823, cuya etimología deriva de la palabra compuesta (pseudo= falso y ciesis= gestación).
  • Embarazo utópico o imaginario
  • Falso embarazo
  • Embarazo mental
  • Embarazo fantasma
  • Pseudo embarazo

Circunstancias del embarazo psicológico

Habitualmente la mujer cuando piensa que está embarazada acude a la consulta de su médico de cabecera para confirmar su estado, mediante el habitual análisis de sangre, cuyo resultado es muy preciso.

También puede hacerse una prueba o test de embarazo en orina por su cuenta, la cual consiste en la aplicación de una gota de este en una tira química o dispositivo, obteniendo el resultado en un par de minutos, pero que no es del todo fiable.

En cualquiera de los casos, antes o después:

La mujer supuestamente embarazada acabará recurriendo a la consulta médica para cuidar y controlar su hipotético embarazo.

Es entonces cuando a través de exploración física, pruebas de embarazo en el laboratorio, ultrasonido y comprobación del tamaño del útero, el ginecólogo u obstetra detectará el embarazo falso.

Los resultados negativos de las pruebas obligarán a la mujer a aceptar la realidad, ayudando con ello a convencer a la paciente de su trastorno, consiguiendo disminuir su tensión y logrando con ello reestablecer el equilibrio orgánico.

El deseo de ser madre es natural y siempre supone una importante decisión para la mujer, pero es un tema en el que intervienen demasiadas presiones sociales. Quienes no pueden concebir sintiendo una gran necesidad de ser madres, por problemas de infertilidad o porque ha concluido su edad reproductiva (climaterio o menopausia) se enfrentan a una fuerte tensión emocional, ya que naturaleza y las circunstancias les niega una posibilidad de ejercer un papel tradicionalmente ensalzado por las sociedades en todas las culturas como una función esencial en la vida de toda mujer para conseguir su plenitud.

Pero el falso embarazo también se puede presentar paradójicamente en mujeres que ya han experimentado la maternidad, siendo más habitual en casos de una nueva unión de pareja, en la que el hombre sin descendencia produce una presión objetiva o subjetiva en la mujer, induciendo la pseudociesis por el deseo masculino de poder tener herederos, ya que en éste caso la mujer ha cumplido por su parte con éxito su función maternal.

El falso embarazo puede tener un origen exclusivamente subjetivo y mental, sin que se presenten trastornos físicos, como puede ser el caso de mujeres que ante una grave enfermedad no aceptan su situación negándola, mediante la puesta en juego de un mecanismo de defensa que ayude a mitigar su miedo, tal como el firme convencimiento de estar embarazadas.

Generalmente, la mujer presenta una actitud variable ante el embarazo y la maternidad que gravita entre la aceptación y el rechazo o incluso entre el deseo obsesivo y el repudio.

En función de la actitud que adopte la mujer se puede explicar el rechazo que conducirá a la mujer embarazada a un aborto provocado, y que por contra puede desencadenar cuadros patológicos y alteraciones de la conducta en mujeres con un intenso deseo de ser madres, cuándo la condición es inalcanzable por motivos fisiológicos.

Las mujeres introvertidas, que difícilmente expresan sus sentimientos, tienen mas posibilidades de padecer un embarazo imaginario.

 

origen del embarazo psicologico

origen del embarazo psicologico

 

ORIGEN DEL EMBARAZO PSICOLÓGICO

  1. Factores psicológicos

En éste contexto el embarazo psicológico puede aparecer como una válvula de escape provisional e involuntaria que alivie la tensión interior.

Asimismo, en casos de infertilidad o esterilidad (incapacidad parcial o total para tener hijos, respectivamente) se puede presentar falso embarazo por la ansiedad que este deseo genera en la mujer.

Aunque existen otras situaciones psicológicas que pueden conducir a este trastorno tales como:

  • La infertilidad
  • La esterilidad
  • Los problemas para desarrollar una gestación con é
  • Las motivaciones personales obsesivas tales como:
    • Los deseos de forzar un matrimonio a toda costa.
    • La obsesión por salvar el matrimonio cuando el deterioro y/o la falta de sexo apuntan a una separación inminente.
    • La necesidad de obtener atenciones especiales.
    • Inseguridad y culpa.
    • Miedo a la infidelidad por parte del hombre que desea descendencia.

Por contrapartida la causa opuesta también puede generar un embarazo psicológico o pseudociesis, es decir el miedo o rechazo al embarazo:

En ocasiones, la pseudociesis se presenta en su origen como un mecanismo mental de defensa y negación de un supuesto, circunstancia, causa o situación que no se desea aceptar, tales como:

  • Síntomas físicos como presión pelviana generados por un tumor maligno o benigno.
  • Crecimiento abdominal por envejecimiento.
  • Miedo al embarazo tras realizar el coito sin protección, en mujeres que mantienen relaciones con parejas ilegí
  • Temor al embarazo en el caso de adolescentes que comienzan sus primeras relaciones sexuales, por la respuesta familiar y social, las responsabilidades y cambios no deseados, ante reglas irrregulares, que finalmente generan una obsesió
  • Otra situación es la que se presenta en adolescentes que pese a estar informadas sobre todos los aspectos de la concepción, y reproducción humana, y aún usando métodos anticonceptivos, comienzan a manifestar náuseas, vómitos y sensación de movimiento fetal. Trastornos fisiológicos que se manifiestan normalmente en el tercer mes de gestación, y no durante los primeros quince días.

La terapeuta Cecilia Quero Vásquez, de la Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología (Amapsi), explica que la ansiedad de tener un bebé o, por el contrario, el temor a tener hijos sin desearlos, pueden estar en el origen del llamado embarazo nervioso, mental, imaginario o fantasma.

Mientras que otros profesionales de la medicina como el ginecólogo Alejandro Escobedo Díaz, expresa que la gestación fantasma puede coincidir con casos en que la capacidad para tener hijos disminuye o es nula, no hay relación directa o estrecha entre pseudociesis y algún problema físico u hormonal, como tampoco hay forma de predecir cuándo ocurrirá.

Un embarazo mental puede presentarse en mujeres de diferentes edades, no es factor que interfiera con la maternidad posterior y tampoco requiere tratamiento ginecológico para ser superado, pero sí psicológico debido a su naturaleza.

  1. Factores fisiológicos neuroendocrinos:

Las hormonas juegan un importante papel en el desarrollo del embarazo imaginario junto con los factores psíquicos los cuales pueden estimular la pituitaria a través del hipotálamo, originando por ejemplo la producción de hormonas lactogénicas, y disminuyendo la secrección de hormonas implicadas en la ovulación, desencadenando una amenorrea.

También puede generar entre otros la aparición de cuerpo lúteo persistente (glándula que se genera temporalmente en el interior de óvulo y se encarga de segregar progesterona, hormona que promueve la gestación).

Los factores psicológicos y neuroendocrinos no actúan de forma aislada e independiente, es decir, se trata de una combinación en la que ambos interactúan.

Mujeres susceptibles de sufrir un embarazo psicológico

Cualquiera de estos supuestos pueden desencadenar este trastorno en una mujer con un gran deseo de ser madre, tras el que realmente se esconde una manifiesta inestabilidad emocional y un posible cuadro depresivo.

  • Entre las mujeres proclives de sufrir este trastorno están aquellas que han sufrido uno o varios abortos sin conseguir dar a luz un hijo.
  • Mujeres que han sufrido una esterilización quirúrgica (ligadura de trompas), en una forma de adaptarse al duelo por la pérdida de la capacidad reproductora.
  • Mujeres maduras en las que subyace la idea inconsciente de ser fértiles aún, tras una amenorrea o desaparición prolongada de la menstruación, como consecuencia de padecer un tumor.
  • Mujeres que tras la menopausia necesitan fortalecer o asegurar los lazos con una nueva pareja con la que no han tenido descendencia.
  • Mujeres que ven en la maternidad signos esenciales de rejuvenecimiento y sensación de valía y productividad.
  • Mujeres presionadas por su entorno más próximo para tener un hijo: pareja, familia o amistades, pues el temor de no cumplir las expectativas y defraudar generará a su vez

 

síntomas embarazo psicologico

síntomas embarazo psicologico

 

SÍNTOMAS DEL EMBARAZO PSICOLÓGICO

En ocasiones los síntomas de embarazo psicológico son tan complejos y reales que hasta los médicos especializados en obstetricia y ginecología pueden tener dudas en su diagnóstico inicial. Los síntomas principales asociados a esta patología son:

  1. Se presentan trastornos menstruales similares en duración a los de un embarazo real, de hasta 9 meses, tales como:
    • Amenorrea secundaria, que es la ausencia de hemorragia menstrual prolongada y se da en mujeres que habiendo menstruado con regularidad, no tienen el periodo durante más de tres meses seguidos.
    • Hipomenorrea, que consiste en una disminución significativa de los periodos con escasa menstruación.
  2. Aumento significativo del volumen abdominal, producido por un crecimiento en algunos casos del volumen uterino, cuyo tamaño puede ir variando desde las 6 primeras semanas hasta los 8 meses, provocando la típica distensión de los músculos abdominales, pero en la que se mantiene la forma habitual del ombligo.

El borrado de ombligo producto de un embarazo auténtico, puede ayudar a diferenciar el diagnóstico entre embarazos psicológicos y verdaderos.

  1. Náuseas y vómitos, que pueden en algunos casos ir acompañadas de apetito desmesurado, o pérdida del mismo.
  2. Modificaciones de las glándulas mamarias con aumento de tamaño de los senos, posible oscurecimiento apreciable de los pezones, secreción de leche e incluso calostros. (fluido seroso de color amarillo).
  3. Aumento de peso, generalmente mayor que en un embarazo real.
  4. Sensación de movimientos fetales.
  5. Pronunciamiento de la curvatura de la espalda.
  6. Ablandamiento del cuello uterino, acompañado de signos de congestión y dolores similares a los del parto.
  7. En algunos casos hay mujeres que presentan una analítica hormonal con elevados niveles de gonadotropinas (hormonas implicadas en la reproducción).
  8. Ansiedad y trastorno del sueño.

En todos los casos:

* Los trastornos cesarán cuando la mujer acepte que no hay concepción, ni gestación y por lo tanto tampoco habrá alumbramiento.

* Cada uno de estos trastornos está originado por alteraciones hormonales en el hipotálamo y la hipófisis. Las causas más frecuentes no tienen que relacionarse con un embarazo necesariamente.

PREVENCIÓN DEL EMBARAZO PSICOLÓGICO

El diagnóstico debe hacerse de manera temprana para evitar que la mujer desarrolle problemas psicológicos como depresión, por lo que lo mejor es ponerse en manos del ginecólogo cuanto antes para detectar y tratar precozmente cualquier patológico que puede estar provocando alguno de estos trastornos, y que en el mejor de los casos confirmar un feliz embarazo.

Características del embarazo psicológico

La mente humana genera mecanismos de defensa específicos para enfrentarse ante situaciones no deseadas como angustia, inseguridad, o frustración.

Todos hacemos uso constante de algún tipo de mecanismo de defensa, sin que por ello deban ser considerados de índole patológica.

El grado de salud mental de un individuo está determinado:

  1. Por el tipo de recursos motivadores que selecciona inconscientemente para encarar las causas de estrés y las necesidades emocionales y para proporcionar una defensa contra la angustia.
  2. Por la frecuencia con que usa dichos recursos y el grado en que dominan la conducta distorsionando o no su personalidad, se puede generar el conflicto psicológico.

Conflicto psíquico

El conflicto psíquico es una lucha interna en la que la persona padece el impulso de fuerzas mentales incompatibles y opuestas. Impulsos y necesidades que compiten entre sí, provocando angustia y tensión ante una situación que no sabe manejar.

Nace de la presión de actitudes internas inaceptables, que surgen de pronto en la conciencia o en forma de acción, con las consecuentes respuestas de la personalidad individual o de la sociedad a dicha erupción. El que sufre de angustia, sólo se da cuenta del conflicto en forma vaga, pues desarrolla mecanismos de defensa que eviten la angustia, creando una falsa realidad.

Las personas con claros rasgos de dependencia e inmadurez emocional son adecuadas candidatas a padecer desequilibrios tales como la percepción deformada de la realidad, o una interpretación poco objetiva de la misma.

La angustia franca aparece cuando los mecanismos de defensa se desintegran. Estos mecanismos de defensa no son más que procesos que establecen un medio capaz de amortiguar las tensiones internas causantes de los conflictos.

 

Acompañamiento embarazo psicologico

Acompañamiento embarazo psicologico

 

IDENTIFICACIÓN DE LOS MECANISMO DE DEFENSA QUE ESTAN INTERVINIENDO DE FORMA PATOLÓGICA

  1. Represión: actúa como una defensa contra los impulsos coercitivos y los recuerdos que no pueden ser controlados por el Yo. Ej: una mujer que usa este mecanismo para manejar el conflicto que representa haber pasado la edad fértil y no puede concebir nuevamente un hijo.
  2. Disociación: produce cierto grado de satisfacción, cuando diversos componentes de la personalidad no están bien integrados. La persona recurre a esto para tratar de eliminar una parte de la personalidad que es fuente de inquietud emocional como puede ser la incapacidad de tener hijos. Trata así de controlar un poco la conciencia y evitar su realidad escondiendo aquí sus represiones, por ejemplo tomando anticonceptivos.
  3. Negación: Es un mecanismo de defensa usado en aquellas percepciones conscientes intolerables, como una forma de ignorar la causa que produce sufrimiento, angustia o temor. En acción no hay consciencia de la negación, la fantasía proporciona una ilusión satisfactoria de deseos que no pueden cumplirse, como es la maternidad por infertilidad o esterilidad, por ejemplo, generando de forma imaginaria un embarazo psicológico, a pesar de su frustración e incapacidad. Esto le ayuda a resolver su conflicto evitando su angustia.
  4. Fijación: Es la adhesión a uno de los componentes del instinto sexual en el que se siente satisfacción, por no haberlo superado.
  5. Racionalización: Es la búsqueda por parte del individuo de causas que justifiquen de una forma lógica aquellas conductas que el mismo no encuentra adecuadas.
  6. Fantasía: es la forma utilizada por la mente humana para enfrentar situaciones adversas que frustran o limitan sus metas, como refugio de una realidad no deseada.

Para solucionar este trastorno psicológico es muy importante que la mujer conozca la realidad, explicándole que la prueba de embarazo ha sido negativa y que los síntomas son reacciones psicosomáticas.

ACOMPAÑAMIENTO PARA RECONOCER Y SALIR DE LA FALSA REALIDAD SIN TRAUMAS

Resulta fundamental que el correspondiente facultativo en obstetricia o ginecología, tras la obtención de resultados negativos y correspondiente tratamiento clínico, derive o complemente su atención médica con un psicólogo, que ayude y oriente a la paciente , para evitar recaer en ésta patología.

La intervención de un psicólogo se hace necesaria en la mayoría de los casos, para salir de la falsa realidad sin arrastrar secuelas para el resto de la vida.

En mujeres adolescentes, el tratamiento del embarazo psicológico pasa por la aportación de una adecuada información sobre sexualidad, y reproducción, y un acompañamiento profesional en la expresión y canalización de sus angustias y temores, en función del cual se irán marcando pautas.

PSEUDOCIESIS EN EL HOMBRE

El hombre también puede presentar síntomas similares a los que acompañan el embarazo femenino.

Frecuentemente se producen como consecuencia de una identificación excesiva con la pareja en el proceso de un embarazo real, en un proceso de instinto protector y de participación activa en la gestación, que origina trastornos orgánicos cuya causa está en la mente.

Lo mejor en estos casos es recurrir inmediatamente a una consulta especializada que aporte el apoyo psicológico necesario.

SUGERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

  • Barglow, P.; Brown, E: To Be and not to be pregnant: a psycosomatic question. En Modern perspectives in psycho-obstetrics. Edted by John Howells. Brunner Mazed Publishers. NY,1972.
  • Guzmán Aquiles: Tratado de Obstetricia y Ginecología Psicosomá La Pseudociesis Segunda Edición. Caracas 1987.

NOTA EDITORIAL:

En algún blog poco riguroso, hemos observado que se menciona el Síndrome de Rapunzel como otro de los muchos nombres con el que se conoce el embarazo psicológico, siendo éste un síndrome que se identifica con un trastorno obsesivo de conducta caracterizado por la ingesta compulsiva de cabello, el cual se va acumulando en una bola que ocupará el estómago, y que a la larga se extenderá hacia abajo ocupando el duodeno y la parte próxima al intestino delgado, produciendo dolor abdominal, y náuseas, así como pérdida de apetito, síntomas estos que aunque puedan ser coincidentes con los que presenta un embarazo real o en un falso embarazo, nada tienen que ver con su origen ni causas.

 

embarazo psicologico animal

embarazo psicologico animal

 

EMBARAZO PSICOLÓGICO ANIMAL

La pseudogestación o falso embarazo, es un fenómeno bien reconocido en el reino animal, de hecho es más común que en los seres humanos. Probablemente se da en muchas especies de mamíferos, pero sin duda es bien conocido en los cánidos, teniendo su origen en mecanismos naturales de adaptación y supervivencia de las especies.

Por tanto, a diferencia de los seres humanos, en los animales la pseudociesis, estaría asociada a un cuadro fisiológico y no patológico en su origen.

Se ha observado que con frecuencia en las manadas de lobos, la hembra dominante impide que otras hembras se apareen, no afectando sin embargo a una alteración total de su ciclo hormonal que las asemeja eficientemente a la verdadera madre, relegándolas al papel secundario pero no menos importante de nodrizas, que tras el parto amamantarán y cuidarán de los lobeznos asegurando así la supervivencia de los mismos por muerte de la madre.

Los mismos comportamientos han sido también observados en manadas de perros salvajes.

A pesar de lo excepcional que puedan parecer estos casos, 1 de cada 2 perras pueden experimentar en mayor o menor medida estos síntomas a lo largo de su vida.

El embarazo psicológico o la pseudogestación, es un fenómeno fisiológico que pueden manifestar algunas hembras no esterilizadas .

Se suele presentar sobre el tercer mes – entre 6 y 8 semanas – desde el último celo, apareciendo manifestaciones morfológicas, de comportamiento, o simultáneas típicas de una hembra embarazada, pero sin embarazo.

Las condiciones fisiológicas se dan una vez finalizado el celo, cuando la perra entra en una nueva fase en la que los niveles de progesterona y prolactina aumentan tanto en hembras preñadas como en las pseudopreñadas.

En animales domésticos, es más frecuente que presenten síntomas de pseudogestación aquellas hembras más vinculadas emocionalmente con sus dueños.

ORIGEN FISIOLÓGICO

Un pseudoembarazo reproduce el estado hormonal de la gestación. Cuando la prolactina entra en juego, las glándulas mamarías empiezan a activarse siendo ésta una de las principales manifestaciones en la pseudogestación.

 

sintomas embarazo psicologico animal

sintomas embarazo psicologico animal

 

SÍNTOMAS DEL EMBARAZO PSICOLÓGICO ANIMAL

Las perras pseudo embarazadas manifiestan una predilección obsesiva por un objeto o juguete determinado o incluso pueden llegar a atribuir el papel de supuesto hijo a una persona, responsabilizándose de ella como si fuera su auténtica cría.

Algunos de los síntomas más habituales son:

  • CAMBIOS EN EL COMPORTAMIENTO:
    • Adopción de muñecos, o juguetes.
    • Conductas de agresividad defensiva relacionadas con una sobreprotección maternal, de su territorio y juguetes.
    • Carácter inseguro, muy susceptible a mostrarse tanto agresiva como temerosa.
    • Comportamientos inusualmente agitados y nerviosos con expresión de gemidos y jadeos.
    • Actividades de preparación de su cubil para el parto.
    • Alteraciones del apetito tales como inapetencia, o alteraciones muy graves como anorexia o bulimia.
  • SIGNOS FÍSICOS:
    • Abultamiento de las mamas
    • Producción de leche o líquido seroso
    • Abdomen abultado
    • Aumento de peso
    • Flujo vulvar

Qué hacer si tu perra presenta signos de embarazo

  • En los casos menos intensos los síntomas remitirán de forma natural en unas semanas, en cualquier caso se aconseja no tratar a la perra con exceso de mimo y sobreprotección para no favorecer el comportamiento maternal de la misma.
  • Se puede intentar paulatinamente ir retirando los muñecos si la perra tiene un comportamiento protector sobre ellos
  • Vigilar el estado de las mamas, para evitar una mastitis, pues al segregar leche, la perra tenderá a lamerse constantemente, por lo que hay que evitar el auto-lamido, que estimula la producción de leche y que puede podría derivar en una infección.
  • Si se observa una excesiva coloración y abultamiento de las mamas, o estado febril, se debe acudir con la perra a la consulta de un veterinario que le proporcionará un tratamiento con fármacos, evitando que la infección pueda ir a más.
  • En perras con frecuentes embarazos psicológicos, se puede originar una infección uterina denominada piómetra, causando la extracción quirúrgica del mismo cuándo se detecta a tiempo, púes la falta de diagnóstico y tratamiento finaliza con la muerte del animal en la mayor parte de los casos.
  • Los embarazos psicológicos, por consiguiente, no deben ser descuidados, o tomados como una excentricidad de tu perra, por lo que deben de ser controlados, y vigilados para poder atender a tiempo cualquier patología que pueda derivar en un caso sin solución.

LIBROS RECOMENDADOS

Si quieres saber más sobre tu perra y sus comportamientos, quizá te interesen los siguientes libros que te proponemos

- Pozuelo A.J.C y Alvarez B.R, 2007: Manual de Etologia Canina. Clinica de la Conducta. Adiestramiento del perro. Ed.Granada

- Marti A.S: Reproduccion y neonatologia canina y felina. Manuales clinicos por especialidades. Ed. Server

También te puede interesar nuestro post sobre Todo sobre el cociente intelectual

Un saludo del equipo de Codeser.

Terapia asistida con animales

Hola a todos,

el artículo de hoy es una colaboración de la psicóloga Laura Ruiz, Directora del Gabinete de Psicología Laura Ruiz y nos hablará sobre una terapia cada día más usada como es la Terapia asistida con animales.

En los últimos años hemos asistido en nuestro país a un creciente interés por la introducción de animales en diferentes disciplinas de trabajo terapéutico en el campo de la salud humana.

La no reglamentación y profesionalización ha dado lugar a cierta percepción externa algo escéptica de éste tipo de actividades. La realidad es que tanto en Estados Unidos como en otros países de Europa y el resto del continente americano, se llevan realizando experiencias con éxito y de forma más o menos reglada y sistemática, desde hace más de sesenta años por profesionales del mundo de la salud, física y psicológica.

A partir de los años 70/80 y a día de hoy numerosos psicólogos y psiquiatras utilizan animales en sus sesiones de psicoterapia. Terapeutas en todo el mundo reconocen mejorías en sus pacientes, tanto desde el punto de vista motivacional en las terapias tradicionales, como en el trabajo directo realizado con el animal como instrumento.

técnicas terapéuticas

En ningún caso podemos considerar que las terapias asistidas con animales pueden reemplazar otras modalidades de tratamientos sino que deben ajustarse a ellos.

Los animales de compañía facilitan nuestra recuperación de la enfermedad e incluso pueden alargar nuestra esperanza de vida. Enriquecen nuestra vida de múltiples formas solamente siendo peludos, emplumados o suaves por si mismo. Los beneficios de la presencia de un animal de compañía son accesibles a todos y especialmente beneficiosos en las personas de mayor edad.

Hacemos la distinción entre la terapia asistida con animales y las actividades asistidas con animales. La diferencia fundamental es que la primera ha de ser dirigida y documentada por un profesional especializado. Por el contrario, las actividades asistidas se pueden llevar a cabo también por voluntarios, presenta un carácter más espontáneo y menos regulado. Son de aquellas actividades en las que interviene algún animal para proporcionar a los usuarios beneficios motivacionales, educativos y/o recreativos, con el fin de aumentar la calidad de vida. Aquí los avances no son necesariamente registrados y no existen unos objetivos concretos.

La terapia asistida con animales va dirigida a niños y adolescentes con autismo, Síndrome de Down, discapacitados físicos o psíquicos o con necesidades especiales, problemas del lenguaje, trastornos de la conducta, trastornos de la hiperactividad y déficit de atención, trastorno generalizado del desarrollo, trastornos sensoriales y de propiocepción o problemas motores, niños que han sufrido abusos, mujeres maltratadas, tratamiento de delincuencia, adicciones, violencia familiar, depresión, baja autoestima, inseguridad, dificultades de adaptación, problemas de socialización, daño cerebral adquirido, esclerosis múltiple, enfermedades crónicas, hipertensión, parálisis cerebral, Alzheimer, Parkinson, aislamiento y deterioro cognitivo, entre otros muchos.

trastornos psicológicos

Como beneficios físicos se encuentran el incremento de la actividad física y mejora de las habilidades motoras, el equilibrio y la coordinación. También disminuye el estrés, la tensión arterial y la frecuencia cardíaca, previniendo y ayudando en una recuperación más rápida, tras intervenciones o enfermedades graves, sobre todo cardiovasculares.

Con respecto a los beneficios psicológicos aportados, aumenta la autoestima y las relaciones sociales, desarrolla sentimientos de empatía y respeto hacia otros y habilidades de ocio, impulsa el desarrollo de la autonomía, responsabilidad, confianza, seguridad y sensación de sentirse útil, aumenta la estabilidad emocional mejorando la salud mental, estimula la memoria, atención y concentración, favorece el lenguaje, fomenta el uso de nuevos términos, mejora el conocimiento de conceptos y el cálculo, reduce la ansiedad, el estado depresivo y el sentimiento de soledad, disminuye los comportamientos agresivos o manifestaciones de hiperactividad, mejorando el control de impulsos, facilita la intervención con pacientes muy resistentes y que antes no habían respondido con mejoría a otros tratamientos más convencionales y además es más rápido y sencillo conseguir los objetivos terapéuticos, aumentando la motivación, implicación e iniciativa.

El trabajo de la terapia es muy variado, puede consistir en cepillar al animal, acariciarlo, pasearlo, observación y respuesta de la conducta del animal, ante diversas situaciones bien provocadas o no por el terapeuta, así como en la comunicación verbal y no verbal con el animal, la comunicación del animal con nosotros. En este tipo de terapia, los sentidos como el oído y la vista son importantes, pero el canal táctil-emocional, es uno de los más importantes y los de mayor impacto.

tratamientos psicológicos

La base de la terapia asistida es la interacción entre el animal y el paciente, encaminada por el terapeuta. Se produce señales entre ambos, a veces incluso subliminales, que acaban produciendo una mejora de las relaciones entre las personas, e incluso consigo mismo.

Para que esta interacción se produzca, es muy importante el lenguaje no verbal, y la comunicación del animal con el paciente, saber interpretar lo que el animal quiere decirnos en cada momento. El beneficio principal es el equilibrio interno de una persona. Este tipo de terapias se llaman holísticas, lo cual quiere decir integrando en todos los sentidos al ser humano. Lo que cura es la aceptación de uno mismo, y los animales son unos terapeutas perfectos para esto.

La necesidad de relaciones y el apego es algo innato en todas las especies sociales. Esto explicaría en primera instancia los buenos resultados de este tipo de terapia. El animal actuaría como catalizador, acelerando el proceso que de otra forma habría sido más lento y costoso, por tanto, los pacientes tiene una evolución más rápida de lo que cabría esperar, siendo más sencillo conseguir los objetivos terapéuticos, incluso en los casos de pacientes más resistentes.

En la actualidad esta estimulación cognitiva asistida con animales, está implantada en diferentes ámbitos y añade una nueva dimensión en la rehabilitación neuropsicológica. Las investigaciones actuales tienen entre sus objetivos la normalización de estas terapias facilitadas por animales.

Hasta aquí el artículo de hoy, donde esperamos haberos acercado más sobre esta fantástica  técnica.

A continuación os dejamos el enlace de la ficha del Gabinete de Psicología Laura Ruiz en Codeser por si queréis poneros en contacto con ella.

Psicología Laura Ruiz

Un saludo del equipo de Codeser.